Se ha instalado un dispositivo policial que controla los accesos a Lleida y otros cuarenta municipios

La comarca leridiana del Segrià, en la provincia de Lleida, se ha visto confinada desde este sábado por los rebrotes de coronavirus. Este confinamiento es el primero en toda España tras la finalización del estado de alarma.

La consejera de Salud, Alba Vergés, informó de la contabilización de 155 nuevos casos. En total, son nueve brotes. Al menos cuatro de ellos se han detectado en empresas frutícolas, otro en una empresa agroalimentaria, un geriátrico, otro en una comunidad de vecinos y uno en un hostal en el que se atiende a personas sin hogar.

Concretamente, el confinamiento ha dejado a 200.000 personas en sus casas y habrá multas para aquellos que no cumplan con las normas. Para asegurar que se cumplen las nuevas normas se ha instalado un dispositivo policial que controla los accesos a Lleida y otros cuarenta municipios.