Es el compromiso de los donantes internacionales

“Cuatro de cada cinco personas en Yemen, es decir 24 millones, necesitan asistencia para sobrevivir en la que sigue siendo la mayor crisis humanitaria del mundo”, dijo este martes el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, en una conferencia virtual de donantes para el país árabe.

Al término del evento, la comunidad internacional de donantes se comprometió a aportar 1350 millones de dólares para ayudar a la paliar la tragedia humanitaria de una nación en la que dos millones de niños sufren desnutrición aguda.

Desde el principio de este año, unas 80.000 personas más debieron abandonar sus hogares para aumentar la cuenta de desplazados a casi cuatro millones, el cólera continúa amenazando vidas con 110.000 infectados en lo que va de 2020 y las recientes inundaciones han elevado el riesgo de malaria y dengue.

A partir de 2015, Yemen se enfrascó en un conflicto armado entre una coalición liderada por Arabia Saudita que respalda al gobierno reconocido internacionalmente y que tiene base en el sur del país, y el movimiento houthi, llamado Ansar Allah, con bastiones en el norte y con el control de la capital del país, Sana´a.