Según informa la Dirección General de Tráfico, veintiséis personas han fallecido en las carreteras españolas desde las tres de la tarde del viernes 23 de marzo, cuando comenzó la operación especial de Semana Santa, hasta las doce de la noche de ayer domingo. De momento, el sábado 24 de marzo ha sido la peor jornada con seis fallecidos.

Según estas cifras, la Semana Santa de 2018 presenta un balance similar al del año pasado, cuando un total de 27 personas perdieron la vida durante el mismo periodo a falta de cerrarse la operación especial de tráfico.

Este domingo, la operación retorno se ha visto salpicada de retenciones en numerosos puntos de las carreteras, principalmente en las de Cataluña que han concentrado las principales dificultades de circulación, según ha informado la DGT.

La DGT pide atención a los desplazamientos cortos y a las carreteras secundarias, que en esta Semana Santa han estado vigiladas especialmente por las nuevas patrullas integrales de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y por los helicópteros Pegasus.