La ciudad italiana de Génova recordó el viernes a las 43 víctimas que perdieron la vida tras el derrumbe del Puente Morandi.  A las 11.36 locales, en medio de las sirenas de las naves y del repiqueteo de las campanas, los genoveses mantuvieron un minuto de silencio. El espacio dejado por el puente fue definido por el alcalde, como el “Ground Zero” de la ciudad.