Al menos 8 personas han muerto y otras 30 han resultado heridas en un atentado suicida contra la iglesia metodista Bethel Memorial en la ciudad de Quetta, capital de la provincia de Baluchistán, en el suroeste de Pakistán. El ataque fue cometido por dos terroristas durante el servicio religioso del domingo al que habían acudido unas 400 personas.

El atentado comenzó hacia las 12.10 hora local (las 8.10 hora peninsular española). Según Sarfraz Bugti, consejero de Interior del Gobierno de la provincia de Baluchistán, la policía interceptó y disparó a uno de los suicidas en el exterior, pero el segundo atacante consiguió llegar hasta la puerta principal de la iglesia, donde -según recoge AFP- se inmoló.

El ministro ha detallado que alrededor de 250 personas suelen acudir a la iglesia los domingos, pero esta vez la asistencia era mayor por estar en unas fechas cercanas a Navidad. “Dios no lo permita, si los terroristas hubieran logrado su objetivo, más de 400 vidas habrían estado amenazadas”, ha publicado el ministro Bugti en Twitter, tal y como señala AFP.

Posteriormente, el DAESH ha reivindicado el ataque en un comunicado difundido en la red social Telegram.