El conglomerado tecnológico japonés Toshiba  anunció su nuevo plan de negocio a medio plazo en el que incluye su retirada de varios proyectos del sector energético.

La compañía acometerá la reducción de personal con jubilaciones anticipadas que aplicará a 1.060 empleados de la matriz y las subsidiarias.