The Indian Face, empresa madrileña especializada en moda casual inspirada en los deportes de aventura, lanza su primera colección de relojes. Tras el éxito de sus colecciones de gafas de sol, la marca ha decidido seguir apostando por los complementos y ahora se inicia en el sector de la relojería. Su filosofía de los deportes de aventura la ha trasladado a dieciséis relojes diseñados pensando en un público millennial que valora las experiencias por encima de lo material.

“Aunque nacimos como marca diseñando camisetas, la experiencia en el mundo de los complementos con el lanzamiento de las distintas colecciones de gafas de sol nos ha permitido posicionarnos en un mercado que cada día tiene nuevos clientes. Tanto la generación Y, conocida como millennials, como X valora los pequeños detalles e invierten más en complementos que las generaciones anteriores. Además, mientras antes eran las mujeres quienes más se preocupaban por los complementos y los detalles, ahora el mercado masculino está creciendo y ahí es donde queremos entrar con nuestros relojes”, explica Eduardo Marqués, Dreamer Founder de The Indian Face.

El punto clave de esta colección, como del resto de productos de la marca, es su relación calidad precio. The Indian Face ofrece diseño fabricado en materiales de calidad a un precio asequible para el público joven. La colección cuenta con ocho relojes de esfera negra y otros ocho de esfera blanca, con un diseño que elimina los números o los minimiza al máximo porque lo importante para las nuevas generaciones es “el ahora”. Las correas están fabricadas en PU (Poliuretano) que dan un acabado suave, flexible y no absorbe los olores corporales que pasa con el cuero.

“Era una línea que queríamos sacar desde hace tiempo, hemos esperado a contar con los recursos adecuados para acometer este proyecto. Nuestros objetivo era y es mantener nuestros excelentes estándares de calidad. Teníamos claro que para conseguir un buen producto teníamos que fabricarlo con materiales de calidad pero no queríamos los clásicos, nuestra idea era eliminar esos pequeños detalles incómodos que tienen el cuero o el plástico. Así que hemos apostado por un material muy usado en la industria del calzado, el PU. Es un material más ligero, más moderno, que ofrece la flexibilidad del caucho, la elegancia del cuero, un tacto suave al contacto con la piel y la posibilidad de incluir diseño.”, asegura Marqués.

Esta primera colección juega con tonos tierra, blanco, negro, dorado y plateado a lo que incorpora ligeros detalles en rojo y azul. El diseño cuida detalles como que la correa termina con un corte asimétrico y la posición de su logotipo en sitios estratégicos como la hebilla o la parte trasera del reloj. La empresa también se ha volcado en el diseño del packaging que se presentan en una caja en forma de cubo hermético y siempre van acompañados de pegatinas del logo de la marca.

Esta colección de relojes ya está disponible en la ecommerce de The Indian Face y en establecimientos multimarca.