El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a España por primera vez por trato inhumano y degradante durante el arresto y detención de los dos miembros de ETA que atentaron en la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, el 30 de diciembre de 2006.

Cuatro de los siete jueces de la Sala Tercera han votado a favor de que el Estado indemnice por daños morales a los dos demandantes, Igor Portu Juanenea y Martín Sarasola Yarzabal, con 30.000 y 20.000 euros, respectivamente.

Los dos terroristas fueron detenidos en el País Vasco el 6 de enero de 2008 por la explosión de un coche cargado con más de 200 kilos de explosivos. El atentado causó la muerte de dos ciudadanos ecuatorianos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, y otras 19 personas resultaron heridas.

Foto: De Enrique Dans – originally posted to Flickr as Módulo D del aparcamiento de la Terminal 4 de Barajas