A pesar de que la economía mundial prosigue con el prolongado periodo de bajo crecimiento, tras el cierre del año 2016 las proyecciones apuntan hacia un repunte de la actividad económica mundial en 2017 y 2018. No obstante, en el panorama económico internacional permanecen algunas incertidumbres y riesgos (en Europa –Brexit, Frexit,…- EE. UU., Japón, China, etc.) que podrían impulsar la actividad económica a la baja, neutralizando así la débil aceleración del crecimiento mundial. Algunos de estos riesgos están vinculados a decisiones de política en el ámbito de las economías de mayor peso.

La debilidad de la recuperación a escala global está justificada, en parte, por la pérdida de inercia que se aprecia en el proceso de globalización, el cual parece estar aún más en entredicho tras la llegada de D. Trump a la presidencia de los EE. UU. Por el momento, existe gran incertidumbre sobre la orientación de las políticas del nuevo Gobierno estadounidense (comercio, inmigración, cambio climático, etc.) y las repercusiones que la progresiva implementación de las mismas pueda tener en el contexto económico internacional.

En referencia a España, desde el Loyola Economic Outlook de invierno, vemos que el crecimiento económico experimentado en 2016, y especialmente en sus dos últimos semestres, induce en una mejora de la previsión del PIB para 2017 hasta el 2,7%. En cuanto a la evolución de la tasa de desempleo, se situará entorno al 17,0%-18,0%. En cuanto al IPC, nuestra previsión apunta hacia un aumento del IPC para el conjunto del año del 1,8%. La variable consumo de los hogares se encuentra muy alineada con la evolución del PIB, de modo que la previsión para el conjunto del año 2017 es del 2,6%. En cuanto a la inversión, se prevé un crecimiento de la misma del 3,7%.

Para el PIB andaluz, las previsiones marcan un crecimiento del 0,4% en el trimestre primero (T1), y del 0,6% en el trimestre segundo (T2). En cuanto al conjunto del año 2017, la previsión de crecimiento del PIB para Andalucía es del 2,5%, situándose un 0,2% por debajo del dato nacional, y cuatro décimas por encima de la previsión publicada en el último número del Loyola Economic Outlook. En lo relativo al mercado de trabajo, se prevé una disminución del desempleo en el T1 del 0,5% y del 2,6% en el T2, descendiendo la tasa de paro un nivel del 28,1% y 27,3% respectivamente. Las estimaciones, para la tasa media de paro del conjunto de 2017, oscilan en torno al 26%-27%. En lo que se refiere al IPC, se prevé una subida de precios en los dos primeros trimestres del 0,9% y del 1,5% respectivamente, situándose el IPC total del año 2017 en torno del 1,7%.

Por lo tanto, nos enfrentamos a un año con tasas razonables de crecimiento pero lleno de incertidumbre por el contexto internacional. El mismo que nos ha llevado a salir de la crisis. Por lo tanto, SÍ, PERO NO.

Manuel Alejandro Cardenete

Catedrático de Economía,Vicerrector de Posgrado Universidad Loyola Andalucía – @macarflo