Ruth Beitia ha firmado su pase a la final de altura, la sexta de su carrera, en los Mundiales de Atletismo de Londres.

La campeona olímpica arrancó su concurso en 1,80 metros, superándolo a la primera, e hizo lo propio con 1,85 y 1,89 para jugarse la clasificación sobre 1,92 metros. Beitia falló en sus dos primeras tentativas pero en la tercera voló por encima del listón con determinación y ese salto fue suficiente para acceder a la gran final del sábado donde la española volverá a pelear por una nueva medalla internacional que sumar a las 15 que ya ha conquistado a lo largo de su trayectoria deportiva.