Permite medir el nivel de azúcar en sangre de forma continua durante seis meses

Roche Diabetes Care lanza en España el primer dispositivo implantable para personas con diabetes que marca un hito en la evolución de estos dispositivos. Se trata del único sistema implantable que permite medir la glucosa de forma continua durante 6 meses, 12 veces más que el resto de medidores disponibles en Europa, sin necesidad de cambiar de sensor cada quince días.

“Estamos muy satisfechos de poder traer este avance a las personas que conviven con la diabetes. Nuestro objetivo es ofrecer una gestión integral de esta enfermedad, mejorando la calidad de vida con soluciones adaptadas a las necesidades de su día a día”, ha destacado Lisa Huse, Directora General de Roche Diabetes Care Spain.

El nuevo sistema está formado por tres elementos interconectados: un sensor de glucosa, un transmisor inteligente y una aplicación móvil. El sensor es una pequeña cápsula, del tamaño de una píldora, que se implanta en la parte superior del brazo. Sobre el sensor se coloca el transmisor, que es recargable y resistente al agua. Desde allí se envían los datos a una aplicación instalada en el smartphone del usuario que permite ver las lecturas en tiempo real.

Una de las características destacables del sistema es que el sensor y el transmisor no se encuentran conectados físicamente como en el resto de los medidores continuos. El transmisor se adhiere a la superficie del brazo y se puede extraer en cualquier momento. Cuando se vuelve a colocar, la batería del transmisor activa el sensor implantado y éste, a su vez, le envía los datos al transmisor, que calcula los valores de glucosa y los transfiere por bluetooth al smartphone del paciente.

Además, el transmisor tiene la capacidad de almacenar los valores registrados y proporcionar alertas vibratorias que el paciente puede notar en su brazo cuando los niveles de glucosa son demasiado altos o demasiado bajos.

El nuevo sistema implantable ya ha sido probado en 87 pacientes de 11 hospitales de España durante 3 meses y ha conseguido una alta satisfacción tanto por parte de profesionales como de pacientes. La característica más valorada por todos ellos ha sido su capacidad para alertar al usuario mediante vibración cuando va a entrar en hiper o hipoglucemia, lo que le permite corregir la tendencia antes de sufrir un episodio grave.