Naciones Unidas ha convocado para hoy una reunión de emergencia del Consejo de Segurida sobre Corea del Norte, que ayer probó  con “total éxito” una bomba de hidrógeno, lo que supone el sexto ensayo atómico de país, según ha anunciado la televisión estatal norcoreana KCTV.

El ensayo ha causado dos seísmos en la Península. El más fuerte, un terremoto de magnitud 5,8 en la escala Richter ha sido detectado en Corea del Norte próximo a unas instalaciones nucleares del país. Además, China aseguró que se ha producido un segundo terremoto de intensidad 4,6.

La comunidad internacional ha condenado de forma unánime el nuevo desarrollo armamentístico de Pyongyang, ante el cual Seúl y Tokio han reclamado la imposición de más sanciones al ya aislado régimen.

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó por parte que evalúa suspender el comercio con cualquier país que haga negocios con Pyongyang e insinuó que no descarta un ataque a Corea del Norte.

Pekín y Moscú han “condenado enérgicamente” esta nueva provocación.

Corea del Sur ha respondido este lunes con maniobras con fuego real al sexto test nuclear llevado a cabo por Pyongyang en la víspera. Los ejercicios han incluido el lanzamiento del misil balístico Hyunmoo y proyectiles disparados por cazas F-15, que han alcanzado los objetivos designados en al Mar del Este (Mar de Japón), según ha informado el mando conjunto del Ejército surcoreano.