A través de los retratos de mujeres de todo el mundo que sufren discriminación, violencia de género o persecución y los relatos que han inspirado a más de 40 personalidades de prestigio de la cultura española, el reportero gráfico Francisco Magallón cristaliza en el libro “Mujer: todos somos una” una mirada sobre graves problemáticas que con frecuencia pasan desapercibidas a ojos de la sociedad.

“La intención es concienciar, es hacerlas visibles, hacer como dice el libro en su título, que todos seamos una de ellas e intentemos transportar esa idea que 44 autores ha plasmado para dar voz a esas fotos de esas mujeres que nos prestaron su imagen para ser su altavoz”, indicó el autor.

En el libro han participado profesionales como la escritora Julia Navarro, la actriz y colaboradora de ACNUR, Elena Anaya, la compositora Cristina Narea o periodistas de la talla de Rosa María Calaf, entre otros, para dibujar un panorama compuesto por 44 relatos, cada uno acompañando a una fotografía e inspirados por ella.

El libro, impulsado por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, fue presentado el pasado martes 22 en la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Está editado por la editorial San Pablo, y una parte de sus beneficios se destinará a proyectos de ACNUR para mejorar la situación de mujeres y niñas.

“Aunque toda la comunidad que sufre un conflicto experimenta las consecuencias de éste, las mujeres y niñas se ven afectadas más drásticamente si cabe, por ser mujeres y por el estatus que las sociedades les asignan”, explicó en la presentación la Representante de ACNUR en España, Francesca Friz-Prguda.

La responsable de la Oficina de ACNUR en España recordó que, de los 65,6 millones de personas en situación de desplazamiento forzoso que hay en el mundo, más de la mitad son mujeres y niñas.

“Cuando vi los retratos de las fotografías del libro, sufrí una sacudida, traté de ponerme en la piel de ellas y sentí por un lado ilusión, rabia y el respeto hacia ellas que reflejan las fotos”, añadió la escritora Julia Navarro, que toma parte en el libro con el relato “Te veo, ¿me ves?”.

Por su parte, la periodista Rosa María Calaf denunció la situación de “miles y miles de mujeres y de niñas cuyo enorme problema es que no tienen ninguna opción. Nacen y mueren, y en medio no intentan nada más que sobrevivir”.

La activista somalí Asha Ismail, víctima de mutilación genital y una de las mujeres retratadas en el libro, dio testimonio de su terrible experiencia y lo que le hizo tomar la decisión de luchar contra esta práctica fuertemente arraigada en la cultura de su país, a la que se somete a millones de niñas en todo el mundo: dar a luz a una niña.

“Cuando me la pusieron en los brazos, sabía que a esa niña tenía que protegerla y que no podía pasar por lo que había pasado yo”, contó Asha, fundadora  de la ONG ‘Save a Girl, Save a generation’.