Una nave espacial Soyuz con dos astronautas a bordo, uno estadounidense y otro ruso, que se dirigía a la Estación Espacial Internacional (ISS) tuvo que regresar a la Tierra debido a problemas “en el motor”. Los astronautas se encuentran en buen estado, según informaron fuentes oficiales.