En el acto conmemorativo del 25º aniversario de la llegada de la alta velocidad a España, que ha tenido lugar en la Estación de Santa Justa en Sevilla, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado que el AVE ha sido “una apuesta estratégica” de todos los Gobiernos de España porque, además de acabar con el “déficit histórico en materia de infraestructuras”, ha representado “una vía de crecimiento para la economía”.

Mariano Rajoy ha subrayado que el 25º aniversario de la llegada del AVE a España representa “el éxito de un proyecto sostenido en el tiempo y compartido por todos los españoles”.

Según ha explicado el presidente del Gobierno, la inauguración de la línea Madrid-Sevilla en 1992 supuso “un antes y un después” porque, desde entonces, España no solo ha multiplicado por dos la renta per cápita, sino que también se ha más que duplicado el Producto Interior Bruto (PIB). En 1992, ha añadido, llegaron a España 55 millones de personas; en 2016, la cifra de turistas que nos visitaron ha superado los 75 millones: “Nuestro liderazgo turístico sería inconcebible sin una red de infraestructuras de transporte moderna”.

En definitiva, ha agregado, el AVE ha significado “una aceleración para nuestra competitividad y una vía de crecimiento para la economía y la creación de empleo en España”, además de ser un activo de “nuestra marca-país”.

Según ha señalado Rajoy, los datos avalan el éxito de la Alta Velocidad en estos años: hace 25 años, había construidos 471 kilómetros, en 2017 llegan a los 3.100 (España tiene la red de alta velocidad más extensa de Europa y la segunda del mundo); además, los servicios de AVE han pasado de 4.986 circulaciones en 1992 a 63.869 en 2016, con una ocupación media del 85,8% y una puntualidad del 95,6%.

El presidente Rajoy también ha destacado que la inversión en Alta Velocidad ha sido “una apuesta estratégica” de “todos los Gobiernos de España de los últimos 25 años” y “un ejemplo de política de infraestructuras”, un esfuerzo inversor que “se ve claramente compensado en términos de movilidad de las personas, vertebración territorial, desarrollo regional e intercambio económico”.

De cara al futuro, Mariano Rajoy ha anunciado, para el año 2018, la licitación de las obras de conexión de la línea Sevilla-Málaga en el entorno de Almodóvar del Río. Además, según ha apuntado, Renfe invertirá más de 500 millones de euros en la adquisición de 15 nuevos trenes de alta velocidad: “Una inversión que demuestra el compromiso de todos con estas infraestructuras”.

El presidente del Gobierno también se ha referido a la campaña promocional que va a poner en marcha Renfe: próximamente ofertará 250.000 plazas a 25 euros para viajar en los trenes AVE.