El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este jueves la cancelación de su reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-un, que estaba prevista para el 12 de junio en Singapur. La decisión fue comunicada en una carta a Kim.

Por su parte, Corea del Norte destruyó hoy ante un grupo de periodistas extranjeros los túneles de su centro de pruebas atómicas, un gesto destinado a exhibir el compromiso de Pyongyang para lograr la desnuclearización de la península.

La zona subterránea fue el escenario de seis pruebas nucleares realizadas por Pyongyang, la última de las cuales se remonta a septiembre, cuando el régimen afirmó haber probado con éxito una bomba de hidrógeno. Descubierto en 2006 en la época de Kim Jong Il, se encuentra localizado en una montaña de granito de 2.000 metros de altura en Hamqyong North, una provincia del noreste que limita con China.

Corea del Norte anunció que desmantelaría el centro tras la cumbre celebrada el pasado 27 de abril con Corea del Sur, en la que ambos países se comprometieron a trabajar por la “total desnuclearización” de cara a la cumbre prevista el 12 de junio ente Pyongyang y Washington.