Las protestas van en aumento en los territorios palestinos este jueves, primer día de la huelga general de tres días convocada por las diferentes facciones palestinas contra la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital israelí, una decisión que rompe la línea diplomática aplicada no sólo por Estados Unidos, sino por toda la comunidad internacional desde los años 80.

El seguimiento de la huelga está siendo muy amplio, según las primeras informaciones, sobre todo, en Jerusalén Este, donde los comercios y bazares están cerrados, al igual que las escuelas y universidades.