El presidente de México Enrique Peña Nieto se reunió con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador para continuar con el diálogo con vistas a instrumentar una “transición ordenada del poder ejecutivo federal”.

Peña Nieto reiteró la disposición del Gobierno de la República para brindar al futuro presidente el apoyo que requiera durante el proceso formal de transición que ha dado inicio y acordó con el López Obrador apoyar al gobierno entrante para que las iniciativas que darían origen a la Secretaría de Seguridad Pública y a la integración de la Fiscalía General puedan ser discutidas por la LXIV Legislatura.

Asimismo, ambos convinieron sostener una reunión entre el gabinete del Gobierno de la República y el de la administración entrante para dar seguimiento al proceso de transición.