Naciones Unidas ha expresado este lunes su alarma por la “peligrosa provocación” que representa la última prueba nuclear llevada a cabo por Corea del Norte y ha reclamado una “respuesta completa” de la comunidad internacional para evitar que se repitan los ensayos armamentísticos del régimen de Pyongyang.

 – El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, se mostró “alarmado por la peligrosa provocación” que supuso el nuevo ensayo nuclear conducido este domingo por la República Popular Democrática de Corea.

Feltman condenó la acción realizada por el régimen de Pyongyang y destacó que socava los esfuerzos internaciones de no proliferación y desarme, durante una reunión de urgencia del órgano de seguridad convocada este lunes por Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Japón y Corea del Sur.

Feltman reiteró el llamamiento del Secretario General de la ONU a los dirigentes norcoreanos de cesar las pruebas nucleares y acatar sus obligaciones internacionales en virtud de las resoluciones del Consejo de Seguridad.

El responsable de Asuntos Políticos llamó a la unidad del Consejo ya que el aumento de tensiones conlleva el riesgo de malentendidos y errores de cálculo.
“Los últimos acontecimientos requieren una respuesta amplia que sirva para romper el ciclo de provocaciones de Corea del Norte. La respuesta ha de incluir un tipo de diplomacia inteligente y audaz.”, indicó.

Finalmente, Feltman recordó la importancia de responder a las necesidades humanitarias de Corea del Norte más allá de la situación política del país asiático.