El Secretario General de la ONU, António Guterres, nombró hoy a Jane Connors, de Australia, como la primera defensora de las Naciones Unidas para los derechos de las víctimas de abuso sexual.

El líder de la ONU había prometido en su informe sobre el nuevo enfoque contra la explotación y abuso sexual, que los derechos y la dignidad de las víctimas serían la prioridad en la respuesta de la Organización a esos atropellos.

El portavoz de Guterres, Stephan Dujarric, explicó en su encuentro diario con la prensa que, en su nueva investidura, Jane Connors apoyará la estrategia de asistencia a las víctimas en coordinación con todos los actores del sistema de la ONU que tengan la responsabilidad de participar en esa respuesta.
“Trabajará con instituciones gubernamentales, sociedad civil y organizaciones nacionales y legales de derechos humanos para construir redes de apoyo y ayudar a garantizar que se cumplan las leyes locales, al igual que los remedios para las víctimas”, explicó Dujarric.

Connors aportará al cargo una vasta experiencia como defensora de los derechos humanos y de la asistencia humanitaria desde la academia, las Naciones Unidas y la sociedad civil.

Actualmente es directora de Leyes y Políticas en Amnistía Internacional y antes de ese puesto, fue directora de la División de Investigación y Derechos en la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, entre otros cargos en esa dependencia.

También ha trabajado en el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU y fue profesora de leyes en varias universidades británicas y australianas.

Jane Connors tiene una maestría en Derecho y se licenció con honores en la Universidad Nacional de Australia.