Los países del G20 han dado grandes pasos en el último año para movilizar miles de millones de dólares hacia el desarrollo sostenible y a acciones para enfrentar el cambio climático, indicaC un nuevo informe del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

Concretamente, en 2015, una investigación de la ONU señaló que hacían falta 2,5 billones de dólares anuales para impulsar el desarrollo sostenible en los países con menos recursos. Sin embargo, el nuevo informe del PNUMA resalta que existen decenas de políticas ecologistas alentadoras, además del desarrollo de productos financieros que demuestran que los sectores público y privado están comprometidos para cambiar esa cifra. “El mundo está comprometido a crear un mejor futuro para las personas y el planeta, pero no seremos capaces de lograr el desarrollo sostenible sin que el sistema financiero global utilice su capital para invertir en esa transformación”, aseguró Erik Solheim, director ejecutivo del PNUMA.

Asimismo, el informe destaca que a partir de junio de 2016 se ha registrado un número récord de medidas relacionadas con finanzas verdes en comparación con cualquier otro período desde el año 2000. Según el PNUMA, los progresos realizados a nivel nacional, internacional y en los mercados muestran que el sistema financiero se está reformando para alinearse con los imperativos del desarrollo sostenible del siglo XXI.