Con el buen tiempo, llegan las colecciones de productos para disfrutar del exterior y del tiempo al aire libre. Las velas para exteriores de muy mucho son una de las más esperadas cada temporada ya que son ideales para destacar y enmarcar espacios periféricos de la casa o para iluminar rincones o zonas concretas cuando cae la noche.

Las velas de esta nueva colección están realizadas en cera vegetal de parafina en color marfil y negro, y están disponibles en 4 tamaños distintos. Su recipiente en cera parafina sólida y maciza, y su cualidad inolora las hace ideales para decorar y ambientar comedores al exterior, además de cualquier otro rincón o espacio de la casa.

La nueva colección de velas de exterior muy mucho es de combustión limpia y segura. El toque de yute la hace ideal en ambientes rústicos y, sin éste, encaja a la perfección en todo tipo de estilos decorativos.

La luz de las velas posee una atracción casi mágica que llena las atmósferas de expectación y crea ambientes cálidos, acogedores y especiales. Solas sobre el suelo o sobre un mueble, protegidas por un buen farol de cristal, colgadas de ramas o zonas altas, distribuidas en puntos concretos o agrupadas creando conjuntos, se consiguen iluminaciones mágicas y equilibradas.

Para decorar sobre mesas o sobre una pieza de mobiliario, lo ideal es crear composiciones de velas agrupadas en bandejas o distribuidas sobre una mesa, combinadas con accesorios decorativos que le den el toque de estilo que se busca y añadiendo algún arreglo floral.

Para iluminar desde el suelo, muy mucho aconseja crear una composición con varios velones de diferentes tamaños que, una vez encendidos proyectarán la luz iluminando todo el espacio desde abajo creando un espacio mágico lleno de luces y sombras.