El Servicio Geológico de EE. UU. ha elevado este miércoles a alerta roja el nivel de erupción del volcán Kilauea, ubicado en el sureste de la isla de Hawái, y que en la última semana ya ha provocado la evacuación de centenares de personas de sus hogares.

Las explosiones se han intensificado desde la mañana del martes, alcanzando la nube de ceniza entre 3 y 3,5 kilómetros sobre el nivel del mar. Las autoridades locales han alertado a los residentes próximos al volcán que estén preparados para evacuaciones sin previo aviso.

El volcán entró en erupción el pasado 3 de mayo y desde entonces se han abierto una veintena de grietas, 1.700 personas han sido evacuadas y la lava ha destruido docenas de viviendas.