La soprano Montserrat Caballé ha muerto a los 85 años la madrugada de este sábado en el Hospital Sant Pau de Barcelona. La cantante, cuyo estado de salud era delicado, se encontraba ingresada desde mediados de septiembre en el centro por una dolencia que padecía desde hacía tiempo.

Caballé es una de las grandes voces líricas del siglo XX, la más universal de las cantantes de ópera españolas, una diva a la altura de mitos como Maria Callas, Joan Sutherland, Elisabeth Schwarzkopf o Renata Tebaldi, tanto por su calidad vocal como por su dominio de la técnica.

A lo largo de sus más de 50 años de carrera, Caballé ha interpretado cientos de óperas y conciertos en los principales teatros de todo el mundo junto a las mejores orquestas y repartos, gracias a un repertorio que abarca cerca de 90 papeles correspondientes a más de 40 óperas. Entre otros galardones, la cantante recibió la medalla de oro del Liceu, un Grammy y el premio Príncipe de Asturias de las Artes.