Las manifestaciones, organizadas por los sindicatos UGT y CCOO, exigían “unas pensiones dignas” que garanticen el poder adquisitivo de los pensionistas, ya que actualmente son “parciales e insuficientes”.

En declaraciones a los periodistas, el secretario de UGT, Pepe Álvarez, ha recalcado que hay que “derogar la reforma de las pensiones” porque el sistema de pensiones “no han de bajar su cuantía para futuros pensionistas” y ha abogado por la “negociación” con el Gobierno.

La derogación de la reforma de 2013, aumentar el poder adquisitivo de los pensionistas y garantizar la viabilidad del sistema público de pensiones en el marco del Pacto de Toledo, son las principales reivindicaciones de estas marchas convocadas este domingo en toda España.