El fabricante suizo de relojes de lujo, Maurice Lacroix, relanza el Masterpiece Retrograde Calendar.  La pieza pertenece a la Masterpiece Collection y está inspirada en su antecesor del mismo nombre. Esta colección representa la síntesis perfecta del conocimiento que atesora a la compañía suiza desde hace más de 25 años.

Maurice Lacroix presentó el primer Masterpiece Retrograde Calendar en 1990. Una pieza de lujo equipada con un indicador de reserva de marcha. 19 años después de su lanzamiento, la compañía saca a la luz un nuevo modelo, bautizado con el mismo nombre que su antecesor e inspirado en el pasado, pero de estilo actualizado y moderno. Una demostración clara de cómo es posible avanzar con estilo hacia el futuro.

La esfera del nuevo Masterpiece Retrograde Calendar, disponible en color azul o plateado, está embellecida por exquisitos detalles. Decoración Clous de Paris, motivos en espiral o Côtes de Genève adornan la pieza según el modelo.  Sus agujas acabadas en forma de punta de lanza y detallan de manera sobria la hora en cada momento. La caja de acero de este modelo consta de 43mm de diámetro dotando a la pieza de espacio suficiente para cada uno de sus componentes. La ubicación óptima de cada funcionalidad ofrece como resultado una excelente legibilidad.

El calendario retrógrado constituye uno de los elementos clave en este modelo. A medida que avanza el mes, su aguja asciende tranzando un arco y con sus últimos minutos regresa a su posición inicial. Una bienvenida al nuevo mes que comienza y sencillo recordatorio a su propietario del tiempo que tiene por delante.

Este nuevo modelo integra un movimiento de manufactura automático, de calibre ML190. Un movimiento propio de las piezas de gama alta que conforman la colección Masterpiece de Maurice Lacroix. Los puentes, acabos en plata rodiada y de bordes pulidos, están dotados de motivos Côtes de Genève en Colimaçon. Un acabado que también presenta el rotor esqueletizado de la pieza. El fondo transparente del Masterpiece Retrograde Calendar concede la posibilidad de apreciar el movimiento de su maquinaria.

La correa de piel de caimán muestra el distintivo logotipo de Maurice Lacroix y su atractivo aspecto y suntuoso tacto acentúan ese componente de lujo.  El innovador sistema Easy Change permite sustituir la correa fácilmente con una sola mano y en cuestión de segundos.