El cien por cien de los compromisarios de su partido, reunido en un congreso extraordinario en Berlín, le han respaldado al ex-presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz como sucesor de Sigmar Gabriel al frente de la socialdemocracia alemana.

Esta votación era un simple trámite, pero le ha servido para echar a andar su campaña electoral para las elecciones de septiembre en las que intentará destronar a la canciller Angela Merkel.