Tras más de siete décadas en activo y numerosas colaboraciones, la voz de la cantante y actriz María Dolores Pradera se ha apagado este martes en Madrid, su ciudad natal, donde ha muerto a los 93 años.

Aunque en su larga carrera destacó y fue más conocida en el ámbito musical, sus inicios arrancaron en el cine, en 1941, como extra en la película Porque te vi llorar, aunque también actuó en el teatro, con versiones de La CelestinaMaría Pineda y Fortunata y Jacinta, pero fue en su faceta de cantante donde cosechó sus mayores éxitos y logró su fama internacional, en la que se centró tras abandonar progresivamente las pantallas a principios de los 70.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha expresado sus condolencias al conocer la muerte de María Dolores Pradera.

“Su vida fue una vida de talento, estilo, esfuerzo y amor a la música. Una  persona entrañable e inolvidable para muchos, entre los que me encuentro”, ha declarado el Ministro.

“Gran señora de la canción y querida por todos, conservo recuerdos muy entrañables de las últimas veces que tuve ocasión de visitarla y, en especial, de la emocionante entrega de la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio que el Gobierno le concedió en 2016”, ha señalado Méndez de Vigo.

“Pradera reunió a varias generaciones en torno a sus rancheras, sus boleros, en esas interpretaciones tan personales y emocionantes de los grandes autores de ambos géneros, haciendo en definitiva de su voz y de sus canciones una compañía para todos los momentos de nuestra vida”.

“Contribuyó con su obra a acercar España y Latinoamérica, a ennoblecer y engrandecer ese patrimonio común que es la cultura en español. Descanse en Paz”.