En 2016 destinó casi 40 millones de euros a la lucha contra el hambre en África, América y Asia

 – La ONGD Manos Unidas ha hecho pública su Memoria Institucional de 2016, en la que da cuenta de los datos económicos de la Organización y del trabajo realizado en los ámbitos de la cooperación al desarrollo y la sensibilización.

En 2016, Manos Unidas aprobó 604 nuevos proyectos por valor de 39.829.082 € que, sumados a los iniciados en años anteriores, apoyaron directamente a más de dos millones de personas en 58 países de África, Asia y América.

Entre las iniciativas financiadas en 2016, destaca el ámbito educativo con 220 proyectos, seguido de los proyectos agrícolas (113), sanitarios (104), sociales (92) y de promoción de la mujer (75). Para Clara Pardo, presidenta de Manos Unidas, «sigue siendo prioritario que todos los niños accedan a la escuela desde la más temprana edad, ya que ello fortalece su desarrollo motor y cognitivo y, por tanto, su futuro y el de sus comunidades».

Gran parte de los proyectos aprobados en 2016 se localizan en el medio rural, lo que favorece la permanencia de la población en su entorno, el cuidado del medio ambiente y el respeto a las culturas y medios de vida locales. En este sentido, destaca el trabajo con las poblaciones indígenas, con el objetivo de que sus territorios y sus culturas sean respetados y que cuenten con herramientas suficientes para defender sus derechos y satisfacer sus necesidades básicas.

A las principales líneas de actuación se añaden las intervenciones realizadas en contextos de emergencia: 34 proyectos por valor de 2.281.565 € que apoyaron a cerca de 235.000 personas afectadas por catástrofes y crisis humanitarias en países como Ecuador, Sudán del Sur, Etiopía, Filipinas y Haití, entre otros.

 

Una ONGD enraizada en España y en estrecha relación con 58 países del Sur

En sus 71 Delegaciones diocesanas y las oficinas de los Servicios Centrales en Madrid, Manos Unidas contaba, al cierre de 2016, con 5.089 voluntarios y 136 trabajadores contratados. Por otro lado, la Organización contó con 77.540 socios y colaboradores -cuyas aportaciones constituyeron la mayor fuente de ingresos privados (38,3 %)- y trabajó en coordinación con 451 organizaciones locales en 58 países de África, Asia y América.

En clave económica, Manos Unidas recaudó en 2016 un total de 47.620.623 €, procedentes en un 87 % de fuentes privadas y en un 13 % del sector público. Esto supone un 5 % más que lo recaudado en 2015, un incremento que se explica, según Ricardo Loy, secretario general de la ONG, «gracias a las herencias y legados destinados a Manos Unidas, al aumento de la colecta anual procedente de las parroquias y a un repunte de la financiación pública que, sin llegar a los niveles alcanzados antes de la crisis, sí parece estar recuperándose poco a poco».

Respecto a los gastos, el 90,2 % se destinó a los fines de la Organización (un 85,1 % a proyectos de desarrollo y un 5,1 % a sensibilización), frente al 9,8 % que se dedicó a necesidades propias de administración, estructura y promoción.