En el Anaheim Convention Center de California, Lidia Valentín Pérez (Camponaraya, 32 años) se ha proclamado Campeona del Mundo Absoluta en la categoría de hasta 75 kilos con un Total Olímpico de 258 Kg. Esta es la primera vez que una halterófila española gana una medalla de oro en un mundial absoluto, tanto en categoría femenina como en masculina, y ella lo ha hecho hasta en tres ocasiones.

La primera de las medallas llegaba con la Arrancada, donde no ha tenido rival alguna, ya que, con el primer intento de Lidia con 110 kilos, se proclamaba campeona en esta modalidad, al superar en dos kilos a la segunda clasificada, la ecuatoriana Neisi Patricia Dajomes Barrera. Lydia levantó 115 y 118 kilos en su segundo y tercer intento, respectivamente.

Con una diferencia de 10 kilos con respecto a Neisi tras la Arrancada, Valentín tenía serias opciones de llevarse el título mundial, pero antes tenía que pasar por el Dos Tiempos.

La segunda medalla llegaba en esta modalidad, donde Lidia ha tenido un poco más de competencia, pero eso no ha sido impedimento para que también se hiciera con el oro con 140 kilos.
El primer intento lo hizo con 130 kilos, para pasar a 135 en el segundo, que, tras hacerlos válidos, Lidia ya se convertía en Campeona del Mundo, tanto en Dos Tiempos como en Total Olímpico, y conseguía su tercera medalla de oro, y la más importante de las tres. En su tercer solicitó 140 kilos.

Este ha sido un año especial Lidia Valentín, ya que, además de estas medallas mundiales, en abril, se proclamó por tercera vez Campeona de Europa Absoluta.