La jovencísima soprano sevillana Leonor Bonilla protagoniza una nueva versión 

Quien fuera miembro del Coro maestrante hasta hace pocos años, así como del ballet, aborda (días 26 y 29 de octubre, 1 y 4 de noviembre próximos) el comprometido rol de Lucia en la célebre ópera de Gaetano Donizetti, concebida para soprano coloratura -trinos, fermatas, coloreos-, ornamentos desconocidos en nuestros días y que contribuyen con su brillantez, no exenta de riesgo, a la indiscutible popularidad de esta  ópera, representada por última vez en el Maestranza en 2012. A propósito de la famosa “escena de la locura”, es menester aclarar que Donizetti no escribió ninguna cadencia, sino que se limitó a indicar el lugar donde la intérprete  podía, en caso de desearlo, insertar una.

El excelente elenco vocal –integrado básicamente por personajes masculinos- cuenta con  nombres tan prestigiosos como el tenor José Bros (Sir Edgardo); los también tenores Manuel de Diego –un habitual muy apreciado en el Maestranza- y Gerardo López, el barítono  Vitality Bilyy, el bajo Mirco Palazzi, sin olvidar a la mezzo  María José Suárez, doncella de Lucía.  La escenografía y vestuario son responsabilidad de la prestigiosa Deutsche Oper Berlin, mientras la dirección musical corresponde al veneciano Renato Balsadonna, al frente de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, todo un lujo; la dirección de escena, escenografía y vestuario a Filippo Sanjust y la dirección del Coro de la A.A. del Teatro de la Maestranza a Íñigo Sampil,  otra garantía de éxito.

MFR

Imagen: © Bernd Uhlig