La bajada en relación al mes de julio se debe principalmente a una disminución del precio de los cereales, informó este jueves la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El leve descenso del índice de precios de los alimentos de la FAO en agosto puso fin a tres meses de aumentos consecutivos. A pesar de esto, el indicador se mantuvo un 6% por encima de su valor durante 2016.

Otros productos que experimentaron descensos durante agosto fueron la carne -1,2%- y el azúcar -1,7%-, debido a las perspectivas favorables de las cosechas de caña de los principales productores como Brasil, mientras que los aceites vegetales y los productos lácteos sufrieron ligeros aumentos.

Por otro lado, las previsiones de la FAO apuntan a que las provisiones mundiales de cereales alcancen un nivel récord de 719 millones de toneladas y que el comercio mundial de crecerá por encima del 2%.