La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en julio fue del 2,2%, una décima inferior a la registrada el mes anterior, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este martes.

Los grupos con mayor influencia negativa en la disminución de la tasa anual fueron alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya variación desciende siete décimas y se sitúa en el 1,8%; ocio y cultura, que reduce su tasa más de un punto, hasta el -0,6%; y transporte, con una variación anual del 5,9%, dos décimas por debajo de la del mes anterior.

Por su parte, los grupos que destacaron por su influencia positiva fueron vivienda, cuya tasa aumenta más de un punto y se sitúa en el 3,7%; y hoteles, cafés y restaurantes, con una variación del 2,0%, tres décimas más que la de junio.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) bajó una décima hasta el 0,9%, con lo que continúa más de un punto por debajo de la del IPC general.

Principado de Asturias y La Rioja

La tasa anual del IPC aumenta en cinco comunidades autónomas en julio respecto a junio, se mantiene en siete y disminuye en las cinco restantes, produciéndose los mayores incrementos en Principado de Asturias y La Rioja, con una subida de dos décimas en ambas, frente a Illes Balears y Canarias, donde más se redujo la tasa anual, con bajadas de dos décimas.