El primer ministro belga Charles Michel ha comunicado que el gobierno federal ha llegado un acuerdo con las regiones (Valonia y Bruselas capital) que se oponían a la firma del acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá que estaba prevista para esta tarde. De momento, se ha suspendido la cumbre bilateral que iba a contar con la presencia del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Las regiones belgas han redactado un texto que refleja sus preocupaciones sobre las importaciones de productos agrícolas y el sistema de arbitraje para la protección de inversores extranjeros.

El documento elaborado en Bélgica debe ser aprobado por el resto de los miembros del club comunitario antes de que se pueda proceder a la firma formal del tratado CETA.