Más de 6.000 trabajadores sufrieron un infarto de miocardio, mientras que 5.765 presentaron algún tipo de disritmia. A estas patologías le siguen las flebitis y tromboflebitis, la angina de pecho y los efectos tardíos de alguna enfermedad cerebrovascular. A continuación, se sitúan la oclusión de artes cerebrales, la enfermedad cerebrovascular aguda mal definida, otra ambolia o trombosis venosa, otras formas agudas y subagudas cardiopatía isquémica, isquemia cerebral transitoria, complicaciones de enfermedad cardiaca mal definida, enfermedad cardiopulmonar aguda, otra enfermedad vascular periférica, hemorragia intracerebral, trastornos no infecciosos de canales linfáticos y hemorragia subaracnoidea.

En cuanto a la profesión desempeñada, el mayor número de cardiopatías, tal y como puede verse en la siguiente tabla, se dan entre vendedores que trabajan cara al público, personal de limpieza y camareros. Destacan también los conductores de camiones y, de nuevo, otro oficio de atención al público, en este caso el de empleados administrativos.

Por comunidades autónomas, Cataluña, Madrid y Andalucía son las regiones en las que se produce el mayor número de bajas por patologías cardiovasculares, aunque según el Índice de Incidencia, las comunidades que lideran esta tabla serían Canarias, Baleares y Extremadura. En el lado opuesto, Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha serían las regiones que presentan un menor porcentaje de procesos de Incapacidad Temporal por patologías cardiovasculares entre sus trabajadores.

Por tramos de edad y sexo, el mayor número de IT por cardiopatías se dan, en el caso de los hombres, entre los 46 y los 65 años, mientras que en las mujeres el pico de procesos se produce antes, entre los 41 y los 55.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo: cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa. Estas patologías, insiste la OMS, pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo comportamentales, como el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física o el consumo nocivo de alcohol.

AMAT trabaja activamente en la sensibilización de trabajadores y empresarios sobre estas enfermedades, y fruto de ello es el convenio que mantiene con la Fundación Española del Corazón (FEC) para el desarrollo de un Programa de Formación denominado “Promoción de los hábitos cardiosaludables en el entorno laboral”, que se está desarrollando en Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia y Bilbao.