La séptima ronda de conversaciones mediadas por la ONU para buscar una solución al conflicto en Siria ha concluido  con avances graduales y las partes reanudarán las negociaciones a principios de septiembre, informó el enviado especial de Naciones Unidas para ese país, Staffan de Mistura.

El diplomático se dirigió a la prensa en Ginebra tras informar por teleconferencia al Consejo de Seguridad sobre los progresos logrados esta semana en las reuniones que sostuvo con las delegaciones del gobierno y de la oposición de Siria y destacó, entre los avances de estas sesiones, los esfuerzos de las partes para detener el financiamiento a los movimientos terroristas. Asimismo, detalló en quiénes se centra la lucha contra el terrorismo. “El combate al terrorismo es contra aquellos identificados por el Consejo de Seguridad. No vamos a seleccionar aquí a los terroristas, son quienes han sido identificados por el Consejo de Seguridad. Y la lucha contra los terroristas identificados en Siria es muy clara y es una prioridad”, enfatizó.

De Mistura reiteró que la mejor garantía contra el terrorismo es un proceso político liderado por las resoluciones del Consejo de Seguridad. Por otra parte, señaló que empieza a surgir la confianza entre los líderes de los tres grupos de oposición que participaron en las conversaciones.

Finalmente, indicó que pedirá al gobierno sirio que en la próxima ronda de negociaciones aborde el punto referente al proceso político, que incluye la celebración de elecciones.

Foto de archivo: ONU/Violaine Martin