La cifra media de trabajadores de origen extranjero afiliados a la Seguridad Social alcanzó en septiembre 1.848.329 tras crecer un 0,26%, lo que supone 4.779 trabajadores más.

Respecto al año pasado, el número de afiliados extranjeros aumenta un 7,30%, 126.074 personas ocupadas más que en 2016, la cifra más alta desde 2007.

Del total de trabajadores, los grupos más numerosos proceden de Rumanía (327.124), Marruecos (216.417), China (99.958), Italia (102.471) y Ecuador (71.470), seguidos por los que provienen de Reino Unido (62.211), Bulgaria (58.196), Colombia (58.246), y Bolivia (50.731).

En términos mensuales, la afiliación de trabajadores extranjeros aumenta en todas las comunidades y ciudades autónomas, salvo en Aragón (-5,14%), Asturias (-2,65%), Baleares (-3,72%), Cantabria (-4,67%), Cataluña (-1,98%), Galicia (-0,28%) y Región de Murcia (-1,75%).

En el balance general de septiembre, del total de trabajadores de origen foráneo, 1.071.567 procedían de países de fuera de la UE y el resto (781.540) de países comunitarios.

Por regímenes, la mayoría de los ocupados extranjeros está encuadrado en el Régimen General: 1.548.400 (concretamente este dato incluye el Sistema Especial Agrario, con 197.334 ocupados, y el de Hogar, con 181.231); le sigue el de autónomos, con 299.596 personas; el Régimen Especial del Mar, 4.972 y el Carbón, 140.

De la cifra total de ocupados, 1.031.026 son hombres y 822.082 mujeres.