Lo ha anunciado la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, citando los datos desde la puesta en marcha del Plan de Lucha contra el Fraude Laboral y a la Seguridad Social en 2012 hasta octubre de 2017.

Báñez, que ha entregado los diplomas a 66 nuevos subinspectores laborales, ha resaltado que las actuaciones llevada a cabo por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en la lucha contra el fraude, desde 2012 y hasta octubre de 2017, han permitido más de aflorar 49100 empleos irregulares y detectar 6.700 empresas ficticias, empresas sin actividad real que se crearon con el objeto de facilitar el acceso indebido a prestaciones. En ese mismo periodo, se han transformado más de 332.000 contratos temporales en indefinidos.

La ministra ha destacado la importancia de reforzar las instituciones y dotarlas de los mejores profesionales. “En total, ha añadido, desde 2012 se habrán incorporado 845 nuevos Inspectores y Subinspectores, con el desarrollo de las Ofertas Públicas de Empleo previstas hasta 2018”.

Fátima Báñez ha puesto en valor el fortalecimiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a través del refuerzo continuado de los medios humanos con los que cuenta el sistema, y ha recordado la creación de la nueva escala de Subinspectores Laborales de Seguridad y Salud Laboral, que va a permitir continuar avanzando en la prevención de riesgos laborales y la reducción de la siniestralidad laboral.