Tres policías, un soldado y dos civiles que habían sido secuestrados por la guerrilla colombiana del ELN hace un mes fueron liberados este miércoles, con lo que los rebeldes dicen haber entregado la totalidad de los retenidos que mantenía, mientras el Gobierno asegura que faltan diez personas.

La liberación se logró con el acompañamiento, además de la Cruz Roja, de la Defensoría del Pueblo y el Episcopado colombiano.

Por su parte, el jefe de la guerrilla en esa zona del país, conocido como “Uriel”, indicó también en Twitter que se entregó a los seis retenidos “pese a las dificultades y zancadillas que puso el Gobierno Nacional al negarse a pactar protocolos que facilitaran la liberación”.

El presidente colombiano celebró la noticia, pero advirtió de que no retomará las negociaciones de paz con la guerrilla mientras tenga secuestrados. Las autoridades calculan que hay todavía diez personas retenidas.

(fuente: DW)