El protocolo de pesca firmado entre Marruecos y la Unión Europea el pasado año 2014 caduca este sábado y obliga a la flota europea a un paro temporal a la espera de las negociaciones para la firma de un nuevo pacto.
Estas negociadores, que tienen lugar desde el pasado mes de abril, no han llegado por el momento a ningún acuerdo.