La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha a las tres de la tarde de este viernes  la segunda fase de la operación especial habilitada por las fiestas navideñas, un dispositivo habilitado hasta la medianoche del lunes 1 de enero y en el que se esperan 4 millones de desplazamientos.

A lo largo del dispositivo navideño, la DGT espera un total de 17 millones de desplazamientos y la Guardia Civil contará con 156 furgonetas para realizar controles de alcohol y drogas, 746 etilómetros y 500 lectores de drogas.

En la primera fase de la operación, entre la tarde del 22 de diciembre y la medianoche del 25, fallecieron nueve personas en ocho accidentes de tráfico.

Tráfico señala que al ser un periodo tan largo se producirán movimientos de vehículos tanto de corto como de largo recorrido, especialmente los fines de semana y días festivos, y serán las vías que conducen a segundas residencias, centros comerciales y zonas de montaña los destinos con mayor afluencia de coches.

En total, 6.000 agentes de la Guardia Civil de Tráfico, más de 800 funcionarios de la DGT y personal técnico y unos 13.000 empleados de las empresas de conservación y mantenimiento de las carreteras dependientes del Ministerio de Fomento trabajarán para dar fluidez y garantizar la seguridad a los conductores en estas fiestas.