La tregua a la banca anunciada hoy por el Tribunal Supremo, que estudiará si consolida el reciente cambio de las reglas y obliga de forma generalizada a las entidades a cargar con el impuesto de actos jurídicos documentados en hipotecas, ha frenado la sangría en Bolsa del sector.