De acuerdo con un comunicado de la archidiócesis, esos religiosos fueron “acusados creíblemente de abusos sexuales” desde 1948. De ellos, 28 estaban vinculados directamente a esta institución religiosa, mientras que tres eran externos a ella pero ejercieron en parroquias o escuelas dependientes de la archidiócesis. Asimismo, de los 31 nombres recogidos, 17 ya han fallecido.