La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha indicado en un comunicado su decisión de extraditar al expresidente catalán Carles Puigdemont a España por un presunto delito de malversación de fondos, pero no por el de rebelión como había solicitado el juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo español.

El tribunal alemán ha indicado en un comunicado su decisión de extraditar al expresidente catalán Carles Puigdemont a España por un presunto delito de malversación de fondos, pero no por el de rebelión como había solicitado el juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo español.

Asimismo, el tribunal no ha admitido el delito de perturbación del orden público que planteó la justicia española en el caso de que no se admitiese finalmente el delito de rebelión.

El tribunal alemán no ha apuntado fechas concretas ni un período en el que se deba llevar a cabo la extradición y ha decidido que Puigdemont no entre en prisión preventiva.