Pionera en España, iUrisfy es la primera app para móviles y tablets que permite tramitar el divorcio consensuado de manera online.

iUrisfy_2Planteada para ahorrar tiempo y dinero a los implicados, digitaliza un proceso que hasta ahora había sido presencial lo que supone una verdadera revolución en el sector. Los usuarios sólo tienen que descargarse la aplicación, introducir el código del producto elegido (disponible desde 180 euros por cónyuge) y seguir, cada uno por su parte, cinco pasos bien diferenciados durante los que tendrán que rellenar datos personales, así como otros relacionados con el matrimonio, los hijos o la vivienda.

De este modo tan sencillo y rápido se inicia la negociación del convenio regulador para los casos de separaciones y divorcios consensuados. Los cónyuges no tienen que desplazarse en ningún momento al despacho de los abogados ni al juzgado, a excepción del día de la ratificación.

Son los abogados de iUrisfy los que se encargan de solicitar y recoger los certificados de matrimonio y nacimiento en el Registro Civil, así como cualquier otro documento necesario. “Lo que pretendemos con esta app es facilitar al máximo el trámite de divorcio, tan doloroso y desagradable en muchas ocasiones”, asegura Carmen Cabalga, socia-fundadora y abogada especializada en derecho de familia.

Además de realizar la negociación del convenio regulador de manera online, iUrisfy también integra un sistema de videoconferencia para estar en contacto con los abogados, así como el simulador de pensión de alimentos más completo del mercado.

El sector legal, especialmente en España, es un sector muy tradicional y con poca vocación digital. iUrisfy rompe una lanza en favor de la digitalización, algo que en países como Reino Unido o EE. UU. lleva años existiendo.

Según Ángel G. García, abogado procesalista, experto en derecho civil y penal, y socio-fundador de iUrisfy, “la base de este proyecto está en el más absoluto presente. Las necesidades han cambiado y nuestros procesos online aseguran menores costes emocionales y económicos. Nuestra plataforma está pensada para clientes interesados en gestionar su propia justicia, y hacerlo además de una manera ágil. Realizamos todo tipo de procedimientos y tenemos también un servicio especializado para consultas jurídicas, disponible desde la app, al que llamamos CONSULTA “1 A 1”. Nuestra idea es hacer de lo digital una oportunidad y una seña de identidad. Queremos ser el primer despacho del siglo XXI”.