Al menos nueve personas han muerto en las protestas registradas en Irán en la noche del lunes al martes, según ha informado la televisión estatal iraní. Entre los muertos hay un niño, un polícía y un miembro de los Guardianes de la Revolución. Así, ya serían 20 los fallecidos desde que, el jueves pasado, comenzaron las manifestaciones contra la política económica del Gobierno de Teherán. Así, desde el sábado, unas 450 personas han sido detenidas, según fuentes gubernamentales.

Estas protestas son las más intensas desde 2009, cuando se produjeron disturbios tras la reelección como presidente del ultraconservador Ahmadinejad.