El grupo Inditex, dueño de cadenas como Zara o Massimo Dutti, ganó 3.368 millones de euros en su último ejercicio fiscal (cerrado en enero), un 6,7% más que un año antes, en tanto que sus ventas se situaron en 25.336 millones, con un crecimiento del 8,7%, ha informado este miércoles la firma.

Por primera vez, Inditex ha cuantificado sus ventas a través de internet, que crecieron un 41% respecto al ejercicio anterior y supusieron el 10% de su facturación total, unos 2.530 millones de euros.

En los países en los que opera online (49, al añadirse Australia y Nueva Zelanda esta misma semana), las ventas a través de internet suponen el 12% del total.

Durante el año 2017 e inicio de 2018, la compañía ha consolidado su plataforma de comercio electrónico. Las páginas web del grupo registraron 2.418 millones de visitas en 2017 y se ha llegado a prestar servicio a un máximo de 249.000 pedidos en una hora. Los perfiles en redes sociales de las ocho cadenas del grupo acumulan 121 millones de seguidores.

El grupo fundado por Amancio Ortega ha señalado que España aportó el 16,3% de las ventas del grupo, frente al 16,9% de un año antes. Las ventas de Asia redujeron su peso del 23,9% al 23,2%, mientras que el resto de Europa lo elevó del 43,9% al 44,9%. América pasó del 15,3% al 15,6%.