Inditex revalida su compromiso con el proyecto médico-humanitario de Médicos Sin Fronteras (MSF) de atención a refugiados sirios en la provincia turca de Kilis, y con la Unidad de Emergencias en la sede de MSF en España gracias a la firma de su convenio anual.
Gracias a este acuerdo, que supone una contribución total de 2,3 millones de euros, se dará apoyo además al Hospital de Al Salamah del distrito de Azzaz, en la provincia siria de Aleppo. También se prestará ayuda a sendos proyectos de atención a refugiados rohingya en Bangladés y de lucha contra la desnutrición infantil severa en India.
El convenio ha sido suscrito por el presidente de Inditex, Pablo Isla, y por el director general de MSF en España, Joan Tubau, en la sede de Inditex en Arteixo (A Coruña), en un acto al que también ha asistido el presidente de la organización médico-humanitaria en España, David Noguera.

El proyecto de atención a refugiados sirios en Kilis se ha consolidado, desde sus inicios en 2013, como parte del apoyo a las más de 130.000 personas que han huido de la guerra en su país y que se encuentran en la actualidad en áreas urbanas y rurales de esta provincia de la frontera entre Turquía y Siria. Durante 2017, los equipos de Médicos Sin Fronteras en la zona han centrado su actividad en prestar atención médica en salud mental y apoyo psicosocial a la población refugiada, dada la escasez de recursos en esta área.

Inditex presta apoyo económico estable a este proyecto desde sus inicios, así como a diferentes iniciativas para paliar las consecuencias de la guerra en Siria. En el presente convenio, la atención a refugiados en Kilis está dotada con 500.000 euros.
Adicionalmente, Inditex financiará con 400.000 euros el hospital de Al Salamah del distrito de Azzaz, en la provincia siria de Aleppo, al norte del país. El objetivo es prestar atención médica primaria y secundaria -tanto de emergencia como de asistencia regular- a pacientes crónicos y agudos de entre los más de 400.000 habitantes del distrito.

Desde 2012, el proyecto de Al Salamah de MSF ha apoyado tres hospitales y cinco centros de salud en Aleppo. Durante estos cinco años, los esfuerzos de la organización se han centrado en garantizar atención médica y quirúrgica; atención en salud primaria, pediátrica y reproductiva; emergencias; y crisis alimentarias para la población afectada.

El nuevo convenio anual firmado supone, además, la renovación de la ayuda económica destinada a la Unidad de Emergencias (UE) de la organización médico-humanitaria, por un valor de un millón de euros. De este monto total se destinará también una parte a la financiación de dos unidades de la UE, las desplazadas en República Democrática del Congo y en República Centroafricana.
La UE de Médicos Sin Fronteras es la estructura responsable del seguimiento y gestión de las intervenciones de emergencia realizadas y gestionadas por las células operacionales regulares. Para ello, cuenta con personal profesional y especializado tanto en su sede en España -que Inditex financia de manera sustancial- como en los diferentes pool de emergencias repartidos por diferentes países y especializados en emergencias humanitarias.
El apoyo a esta estructura resulta, por tanto, fundamental, para hacer posible cualquier intervención de emergencia de MSF para llevar a cabo una labor esencial de su misión: salvar vidas.

El éxodo de los rohingya desde Myanmar se ha convertido en uno de los últimos desafíos para la comunidad internacional. Más de 582.000 personas han huido a Bangladés desde que el pasado mes de agosto se intensificara la violencia en la zona.
Dada la dimensión actual de esta crisis humanitaria, la contribución de Inditex, por importe de 300.000 euros, apoya las dos principales actividades que viene realizando Médicos Sin Frontera para atender a los refugiados rohingya en Bangladés: la atención médica para adultos, niños y mujeres embarazadas, así como el acceso al agua potable y saneamiento en los asentamientos de Jamtoli, Hakimpara y Unchiparang y Putibunia. Según cálculos de MSF, la ayuda en estos campos podría llegar a unas 120.000 personas.

Desde hace casi una década, Médicos Sin Fronteras ha atendido en India a más de 17.000 niños siguiendo las recomendaciones internacionales para el tratamiento de la malnutrición severa (CMAM). En la actualidad, MSF ha puesto en marcha un proyecto de lucha contra la malnutrición en el distrito de West Singhbhum, del estado indio de Jharkhand.
El programa tiene una duración de tres años -hasta finales de 2019- y está dirigido a menores de entre seis meses y cinco años, sobre los que se espera reducir la mortalidad. Según los cálculos de MSF, la iniciativa beneficiará directamente a un total de 411 pacientes.
El proyecto incidirá además en la formación de enfermeros locales, así como en la educación en cuidados y hábitos saludables para otros miembros de la comunidad local. Inditex financia esta iniciativa con un total de 100.000 euros.