Tras la caótica jornada parlamentaria del viernes, protagonizada por protestas de la oposición que denuncia fraude en las elecciones, el nuevo primer ministro de Pakistán, Imran Khan, ha tomado posesión de su cargo en una ceremonia celebrada en Islamabad a la que asistieron las autoridades del país asiático y ex-jugadores de criquet con los que ganó la copa mundial de ese deporte en 1992.

Khan se convierte así en el vigésimo segundo mandatario del país desde su formación en 1947, sin que hasta ahora ninguno de ellos haya logrado finalizar un mandato completo. El político de 65 años fue elegido este viernes primer ministro por la Asamblea Nacional (NA) con el apoyo de 176 de los 342 diputados que forman la Cámara Baja del Parlamento del país asiático.

El Pakistán Tehreek-i-Insaf (PTI) de Khan contó con el apoyo de varios partidos menores y diputados independientes que sumó a los 158 escaños que logró en las elecciones del 25 de julio. Su principal rival, el líder de la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N), Shehbaz Sharif, logró 96 votos.