Sin esperar a los resultados oficiales del escrutinio, el exjugador de críquet Imran Khan, que partía como principal favorito en las elecciones generales celebradas este lunes en Pakistán, se ha proclamado vencedor de los comicios .

“Dios me dio la oportunidad de llegar al poder para implementar esta ideología que comencé hace 22 años”, dijo Khan, de 65 años, en un discurso televisado desde su casa en las afueras de la capital Islamabad.

Pero los partidarios del encarcelado ex primer ministro Nawaz Sharif, que acusan a Khan de coludirse con el Ejército, dijo que el recuento de votos fue manipulado y calificaron los comicios como un ataque a la democracia en un país con un largo historial de gobiernos militares.